Normas básicas para almacenar sustancias toxicas

Las sustancias toxicas de no ser tratadas adecuadamente se pueden convertir en un gran foco de contaminación y peligro para las personas y el medio ambiente, por lo cual es necesario seguir las normativas indicadas para su correcta manipulación y almacenamiento, en caso de que no se posean las herramientas adecuadas, lo mejor es contratar a una empresa especializada en este tipo de servicios como Conterol.

Para garantizar un buen control y disminuir riesgos, es necesario seguir las normas básicas para el almacenamiento de sustancias toxicas.

No exceder la cantidad de productos tóxicos

Es necesario almacenar estrictamente la cantidad necesaria de estos productos, de esta forma se disminuyen los riesgos asociados a su manipulación y siempre mediante el empleo de los medios de seguridad necesarios.

Utilizar los recipientes adecuados

No se deben de guardar productos químicos y sobre todo líquidos peligrosos en recipientes abiertos. Es necesario que se cierren adecuadamente al utilizarse o vaciarse, lo mejor en estos casos es un cierre automático para evitar accidentes.

Clasificar y almacenar los productos según el tipo de sustancia

Es necesario almacenar los productos químicos y sustancias de manera separada y clasificadas según el riesgo que puedan presentar, siempre teniendo en cuenta las posibles reacciones que puedan ocurrir en caso de un accidente o derrame, esto para evitar la contaminación cruzada y que empeore la situación.

Almacenar cuidadosamente las sustancias corrosivas

Es necesario separar uno de otro los recipientes o contenedores de sustancias corrosivas como los ácidos y colocarlos sobre bandejas de retención en caso de que existan derrames por fugas o roturas de los envases contenedores.

Utilizar los envases adecuados

Se debe de tener en cuenta el tipo de recipiente a utilizar para almacenar cada sustancia, esto para evitar o disminuir el efecto corrosivo que pueden tener.

Emplear envases de vidrios en cantidades pequeñas

La fragilidad del vidrio lo hacen vulnerables a accidentes, por lo cual se recomienda emplearlo en sustancias de pequeñas cantidades y siempre empleando el uso de asas para facilitar su manejo.

Determinar el área adecuada para el almacenamiento de sustancias

Se debe de cuidar el área donde se depositaran los recipientes para evitar daño por factores externos, por ejemplo aquellos fabricados a base de plástico se pueden deteriorar por la constante exposición al sol, causando deformaciones y debilitando su estructura, pudiendo llegar a causar derrames.

Contar con buena ventilación y drenaje

Esto es vital, sobre todo cuando se almacenan productos que pueden producir atmosferas explosivas o inflamable y el drenaje es para facilitar la disolución de estos en caso de derrame por accidente o ruptura de los recipientes.

Cumplir con las normas para el almacenamiento de productos o sustancias peligrosa, disminuirá considerablemente el peligro ante posibles derrames y/o accidentes que puedan generar pérdidas mayores, tan solo se necesita ser precavido y responsable tanto las empresas como las personas.

Reply