Chicos contra chicas: Herencia ligada al sexo

  1. Educación
  2. Ciencia
  3. Biología
  4. Chicos contra chicas: Herencia ligada al sexo

Libro Relacionado

Por René Fester Kratz

La herencia de casi todos nuestros genes es exactamente la misma para hombres y mujeres. Sin embargo, cuando se trata de los genes de los cromosomas sexuales, a veces un sexo tiene una ventaja sobre el otro. Esto se debe a que las mujeres tienen dos cromosomas X, mientras que los hombres tienen un X y un Y. El cromosoma X es un cromosoma largo con muchos genes en él, mientras que el cromosoma Y es muy corto y tiene muchos menos genes.

Si un gen para un rasgo está en uno de los cromosomas sexuales, el rasgo se denomina rasgo ligado al sexo.

Debido a que las mujeres tienen dos cromosomas X, obtienen dos copias de cada gen que se encuentra en el cromosoma X, mientras que los hombres sólo tienen uno. Los genes del cromosoma X no tienen que ver con ser mujer; son genes de rasgos importantes, incluyendo algunos que afectan el desarrollo muscular y nervioso, la visión y la coagulación de la sangre.

Si una niña hereda una copia defectuosa de uno de estos genes de uno de sus padres, todavía puede tener una fisiología normal si obtiene una copia normal del gen de su otro padre. Pero los chicos no tienen ese seguro extra. Si obtienen una copia defectuosa de un gen en el cromosoma X, pueden mostrar una fisiología anormal. Cuando se observa la herencia de estos rasgos en las familias, se observa que aparecen con mucha más frecuencia en los hombres que en las mujeres. Un ejemplo famoso es la enfermedad de la hemofilia, que se propagó a través de las familias reales de Europa. Otro ejemplo es el daltonismo rojo-verde.

Si un gen para un rasgo está en el cromosoma X, el rasgo se denomina rasgo ligado al X. Debido a que los hombres sólo tienen un cromosoma X, es más probable que muestren anormalidades en estos rasgos.

Hasta ahora, los científicos sólo han identificado unas tres docenas de genes en el cromosoma Y. Los rasgos pasan de padres a hijos. El gen más famoso del cromosoma Y es el que activa la masculinidad. Este gen se activa en el feto masculino a las seis semanas de vida. Produce una proteína que actúa como un interruptor maestro, activando muchos genes en otros cromosomas que trabajan juntos para construir el sistema reproductivo masculino y las características masculinas. Sin un cromosoma Y, y sin este gen, el feto se convierte en una mujer.

Si un gen para un rasgo está en el cromosoma Y, el rasgo se denomina rasgo ligado a Y. Los rasgos ligados a Y pasan de padres a hijos e incluyen el gen que activa el desarrollo masculino en los seres humanos.

Reply