Acerca de las aplicaciones móviles

Hace años que los dispositivos inteligentes han llegado para facilitarnos la vida de alguna manera, los puedes descargar desde cualquier dispositivo móvil como teléfonos o Tablets que interactúan con nosotros mediante el Internet. Por otro lado, también hay otras que funcionan offline.

Una aplicación móvil es aquella que bajas por internet y cumple uno o varias funciones predeterminadas en el dispositivo. Básicamente, para descargar aplicaciones móviles necesitas un buscador que te ayude a entrar al vasto mundo del Internet y encontrar exactamente lo que estabas buscando.

Puedes hallar desde aplicaciones para jugar, escuchar música, ver videos, tomar fotografías increíbles, revisar tus redes sociales… En fin, cuando creemos que no existe una función que no pueda realizar una aplicación móvil, al siguiente día ya está disponible para Apple, Microsoft, BlackBerry y demás marcas comercializadas.

Aplicaciones gratuitas y pagas

Sabemos que podemos encontrar estos dos tipos de aplicaciones para móviles en el buscador pero, para diferenciar entre una y la otra, el mismo programa te las coloca en categorías distintas. Las aplicaciones las cuales tienes que pagar con tu moneda local o con una moneda extranjera son las que obtienen sus ingresos de la venta por su adquisición, o no sólo de la venta sino también de las actualizaciones u obtención de opciones extras.

Las aplicaciones gratuitas que son las más comunes de encontrar o con promociones de venta, también generan los lucros pero lo hacen en forma de darle espacios publicitarios adentro de su operatividad. Por ejemplo, muchos juegos gratis te piden ver uno o más anuncios para avanzar o desbloquear alternativas diferentes. De esto es que generan dinero las empresas que la fabrican, no de la descarga como tal.

¿A qué información tiene acceso una aplicación móvil?

Dependiendo de la aplicación, esta puede llegar a tener acceso a tu información como: los contactos que tienes guardados, imágenes o videos, datos de localización, información que descargas o envíos al Internet, e incluso la manera en que se usa la aplicación.

Antes de todo esto, la aplicación pide permiso para acceder antes de descargarlo o incluso al actualizarse después de instalarse en el teléfono, queda en tus manos si les das el permiso o no.

Tienes que ser cuidadosa cuando das este tipo de autorizaciones, porque no se sabe qué o quién está recolectando tu información, o si la está compartiendo con alguien más sin siquiera percatarte.

Disponibilidad de aplicaciones móviles

¿Alguna vez ha intentado descargar una aplicación en un sistema operativo que no es compatible? Esto se debe a que cada creador genera una aplicación velando por cuál será la plataforma que le dará uso, bien sea Adroid, iOS o Windows Phone. Cada una de ellas cuenta con funcionamientos diferentes, esto quiere decir que si un desarrollador quiere lanzar una aplicación disponible para todo el mercado, tiene que generar una para cada plataforma.

Siendo más específicos, las aplicaciones móviles para iOs necesitan un lenguaje electrónico objetive-C. Las aplicaciones para Android requieren el lenguaje Java y, por último, las de Windows Phone se llevan a cabo en .Net.

Reply